pie-749-blanco

«Desencanto» (Dolores Veintimilla de Galindo)

¿Por qué mi mente con tenaz porfía / mi voluntad combate, y obstinada, / tristes recuerdos de la infancia mía / ofrece a mi memoria infortunada? / ¿Por qué se cambia el esplendente día / en mustia sombra del dolor velada, / y a la sonrisa...

Artículos recientes

¿Por qué mi mente con tenaz porfía
mi voluntad combate, y obstinada,
tristes recuerdos de la infancia mía
ofrece a mi memoria infortunada?
¿Por qué se cambia el esplendente día
en mustia sombra del dolor velada,
y a la sonrisa de inocente calma
sucede el llanto y la ansiedad de mi alma?

Las puras flores que mi sien orlaron
de mi frente fugaz se desprendieron,
y cual sombra levísima pasaron
en pos llevando el bien que me ofrecieron.
Sólo las horas del dolor quedaron;
las horas del placer nunca volvieron,
y de mi vida en el perdido encanto
sólo me queda por herencia el llanto.

Yo era en mi infancia alegre y venturosa
como la flor que el céfiro acaricia,
fascinada cual blanda mariposa
que incauta goza en férvida delicia;
pero la humana turba revoltosa
mi corazón hirió con su injusticia
y véome triste, en la mitad del mundo,
víctima infausta de un dolor profundo.

Fuente: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

3 3 votes
Article Rating
0
Would love your thoughts, please comment.x